¿Cómo trabajamos?

Nuestro trabajo consiste en proporcionar las herramientas necesarias para afrontar de forma adecuada las diferentes situaciones que se nos presentan a lo largo de la vida y que nos generan malestar o nos desbordan.

Para ello, en Sherman Psicólogos, basamos nuestra intervención en la Terapia Cognitivo Conductual (TCC), que incorpora una serie de técnicas basadas en la evidencia científica para desarrollar el conocimiento de uno mismo proporcionando un sentido saludable de autocontrol y de autoeficacia en múltiples ámbitos de la vida. Destacar que en nuestras intervenciones
incorporamos diferentes técnicas de otro tipo de terapias, todo ello en función de las necesidades de cada persona y caso.

El proceso de intervención consta de cuatro fases:

Evaluación

En Sherman Psicólogos, antes de emitir un diagnóstico o programar un tratamiento, llevamos a cabo una fase de evaluación psicológica. En este proceso analizamos las necesidades del paciente obteniendo la información necesaria para que el plan de intervención consiga alcanzar sus objetivos y demandas.

Diagnóstico

Una vez recopilados los datos obtenidos en la evaluación, planteamos hipótesis explicativas acerca del origen del problema y las causas por las que se mantiene. A partir de este momento se definen los objetivos de tratamiento.

Tratamiento

Es la fase central de la terapia y consiste en la aplicación de técnicas psicológicas para que el paciente afronte directamente la situación o dificultad.

Seguimiento

Una vez alcanzados los objetivos, establecemos un periodo de seguimiento para evaluar el mantenimiento de los cambios y hacer los ajustes que sean necesarios.